Limpieza básica para filtros de aire acondicionado

Limpieza básica para filtros de aire acondicionado

Una manera sencilla de preservar el equipo de aire acondicionado es a través de la limpieza de los filtros. 
Que el aire pase por ellos sin problemas asegurará que el compresor (corazón de la máquina) funcione menos forzado y mejor.

 

Limpieza de filtros:

Antes de proceder con la limpieza de filtros, debemos detener el funcionamiento del equipo y apagar el interruptor de encendido.

En todos los equipos de aire podremos levantar la tapa de la rejilla. Ahí nos encontraremos los filtros. Procedemos a extraerlos.

Una forma de determinar si es necesario la limpieza de un filtro es sacudiéndolos sobre un folio blanco, si observamos polvo, entonces requieren de mantenimiento.

Para mantener los filtros libres de polvo y polen en los equipos de aire acondicionado residenciales tenemos dos maneras:

1) Con una aspiradora. Se pega el tubo al filtro y se aspira.
2) Con agua fría. Se ponen debajo del chorro. Nunca se usa agua caliente pues los puede deformar. Dejarlos secar a la sombra antes de introducirlos de nuevo.

No utilizar productos de limpieza.  

 

A fondo:

Limpieza de los tubos de cobre:

Ya que estamos, también es recomendable pulverizar agua con algún desengrasante o producto limpiador no agresivo sobre la batería de tubos de cobre que hay detrás de los filtros, una vez quitados. Esto limpiará las baterías externamente por las que pasa el aire. El líquido se irá por la bandeja de desagüe que la propia unidad interior tiene. Lo dejaremos un rato abierto para que se seque antes de volver a usarlo.

 

Limpieza de la Unidad exterior:

También hay una unidad exterior con una batería o rejilla por detrás (por donde absorbe el aire) y un ventilador por donde lo expulsa. Es normal que estás dos zonas se llenen de polvo, hojas, pelusas, etc. Es conveniente limpiarlas con un trapo.

 

//

Nota:

El hecho de que podamos realizar la limpieza de ciertas piezas del equipo, no significa que prescindamos de los servicios de un profesional con carnet de mantenimiento que habrá de realizar la revisión cuando corresponda. Éstos son expertos y pueden reconocer detalles técnicos.

 

Normas RITE:

 

Según el resumen de normas del RITE (Reglamento de Instalaciones Térmicas en Edificios), si el consumo energético del equipo es menor o igual a 70 KW (en domésticos y oficinas o locales pequeños no es fácil que lo supere), el mantenimiento de los filtros de aire debe realizarse una vez al año. Sin embargo, recomendamos que se realice al menos dos veces al año, preferiblemente justo antes de la llegada del invierno y la otra antes del verano.

Por otra parte, existen algunos agentes externos que  perjudican el funcionamiento del equipo, entre ellos tenemos: el polvo y el polen. Éstos se acumulan principalmente en los filtros.

¿Quieres un equipo de climatización? Estudiamos tu caso.

Quiero un Toshiba

Te pondremos en contacto con un instalador profesional.