Héctor Espadas, con su relato "Martina ama su trabajo", en el que descubrimos a Martina, recién despertada de su hibernación para supervisar a su androide instalador, en su labor de reparaciones en la colonia Próxima Centauri b, gana el V concurso de Ciencia Ficción, Homocrisis.

Este año hemos recibido 631 relatos, lo que es un número de "Ciencia Ficción", que certifica la confianza en la absoluta limpieza de este concurso, y su consolidación en el mundo de la Ficción.

La dotación es de 1.600 € al relato ganador. Y la publicación y distribución del libro con los finalistas, que en este año han sido:

• Alfonso López Frieiro, por El instalador
• Carolina María Martínez Vázquez, por Humanas
• Cristina Rentería Garita, por Dentro
• Esther Román García, por Iteración
• Gabriel Noguera Martín, por Por una noche
• Joaquín Correa Barco, por Los “diferentes”
• Jose Manuel Martín Cerecedo, por Micosis
• Luis Gómez García, por Esa sombra que te alcanzará
• Rodrigo Martín Antoranz, por Otros mundos, misma pared


// Extracto del relato ganador:

"En tres días llegaría a Próxima Centauri b. Allí siempre era de día. Al planeta le ocurría igual que a la luna terrestre: no rotaba sobre sí mismo, por lo que una de sus caras siempre estaba iluminada. En ese lado diurno era donde se estableció la colonia ACZP-33. Martina deseaba no tener que tratar mucho con los colonos. Esperaba pasar allí unos días y luego volver al silencio de la noche y dormir otros ochos años. No es que odiase a la gente, era que no se sentía en sintonía con nadie. Prefería a los artificiales antes que a los naturales. Estaba decidida a que, si legalizaban al fin las relaciones con vidas artificiales, se compraría un androide de esos de silicona, de aspecto totalmente humano, y lo programaría a su gusto."

Share this post