¿Estufas de pellets o aerotermia?

¿Cómo es mejor calentarse, con estufas de pellets o con un sistema eléctrico aerotérmico?

Como sabes, las estufas de pellets son calderas de combustión que queman materia orgánica, mientras que un sistema de aerotermia utiliza la tecnología de la bomba de calor, que extrae parte de la energía calorífica del aire de manera gratuita y funcionan con sistemas de suelo radiante, fan coils o radiadores convencionales.

Un equipo de aerotermia no sólo nos da calor y agua caliente, sino que también puede darnos frío en verano, lo cual hace que simplifiquemos la instalación en nuestro hogar, unificando toda la climatización en una única unidad compacta interior y otra exterior.

Para decidir qué tipo de sistema se adapta mejor a nuestras necesidades, entre las estufas de pellets y los equipos aerotérmicos Estía TOSHIBA, debemos prestar atención a los siguientes factores:

  • Funcionamiento y Consumo energético
  • Eficiencia energética del equipo
  • Coste de revisión y mantenimiento
  • Vida útil
  • Coste inicial
  • Seguridad
  • Responsabilidad medioambiental
  • Y otras variables.

Vamos con ello. Analicemos todas ellas.

 

aerotermia


Funcionamiento y Consumo energético

Una estufa de pellets consume la energía contenida en la materia orgánica mediante la combustión de dicha materia, para ello debemos alimentarla con pellets y productos específicamente destinados a su uso en dichas calderas. Se trata de un material que debemos adquirir y provisionar en casa, lo cual nos ocupa un espacio; es indispensable tener esto en cuenta a la hora de seleccionar este tipo de solución. Además, debemos adquirirla y transportarla hasta nuestros hogares, lo que genera una molestia aparte a diferencia de otros sistemas de calefacción.
 
Por otro lado, un sistema aerotérmico funciona extrayendo la energía gratuita contenida en el aire que rodea nuestros hogares. Para ello, precisa poner en marcha un compresor ubicado en la unidad exterior del sistema con la ayuda de energía eléctrica, la cual llega a través de la red a nuestras casas. Por otro lado, el tamaño del sistema es bastante similar al de una caldera convencional o de pellets, pero nos ahorramos el espacio equivalente al almacenamiento de los pellets para el invierno.

Eficiencia energética

Este es, sin duda, el factor más diferencial entre ambos sistemas. Este término mide la manera en que un equipo, en este caso, de climatización, es capaz de aprovechar los recursos energéticos a su disposición, tanto para funcionar, como para cumplir su función.
 
Un sistema de combustión (caldera de pellets, caldera de gas, de carbón…) tiene una eficiencia máxima ideal equivalente a la capacidad energética de la materia orgánica que quema. Esto significa, que, en un mundo ideal, en el que no hay pérdidas energéticas, la eficiencia de un sistema de combustión es, como máximo, el 100%. Esto significa que el sistema aprovecha perfectamente toda la energía que consume, convirtiéndola toda ella en energía calorífica. Pero todos sabemos que lo normal es que un proceso no ocurra de manera perfecta. Una caldera consume, por un lado electricidad para generar la chispa de combustión y para regular los flujos tanto de combustible como de caudal de agua de salida, como el direccionamiento del agua caliente hacia los circuitos de calefacción o para el suministros de Agua caliente sanitaria, y por el otro, consume un combustible (biomasa, madera, gas...), que quema en la instalación.
 
Sin embargo, en un sistema aerotérmico, el consumo energético del equipo supone entre un 20 y un 25% del toda de la energía calorífica que el equipo es capaz de dar. Esto ocurre porque el gasto energético se utiliza única y exclusivamente para 3 cosas:

  • Hacer que el compresor funcione.
  • Mover el ventilador para forzar el intercambio energético con el aire.
  • Controlar el mando y los reguladores.

Mientras, toda la energía calorífica que se distribuye por la instalación es obtenida gratuitamente del aire que rodea el equipo. Una fuente renovable e inagotable de calor a nuestra disposición en cualquier situación.
 
Esto significa que hasta los equipos Toshiba más básicos tienen eficiencias energéticas de más del 400%, lo cual hace que el consumo energético que se refleja en nuestra factura sea muy inferior, en igualdad de condiciones, al de una caldera de pellets.

“Es mucho más barato calentarse con aerotermia que con una estufa”

Coste de revisión y mantenimiento

Un equipo de combustión cualquier requiere por normativa una revisión periódica para garantizar la seguridad en nuestros hogares. Esto conlleva costes más o menos bajos, pero costes que debemos considerar al elegir una caldera de pellets. Al ser un equipo que quema combustibles, el deterioro es alto y los costes de sustitución de piezas hay que tenerlos en cuenta. Mientras, un equipo de aerotermia no quema nada, y el principio de su funcionamiento es el mismo que el de un frigorífico. Piensa esto: ¿Cuándo fue la última vez que pasaste la revisión a tu nevera?

“Los costes de revisión de un equipo Estía Toshiba son prácticamente cero con respecto a los de una estufa”

Vida útil (coste de renovación)

Un equipo de combustión tiene una vida útil reducida ya que su deterioro por uso es muy acusado, mientras que un equipo TOSHIBA puede funcionar sin estropearse 20 años perfectamente.

"Toshiba tienen una vida útil de 20 años"

Coste inicial

“El precio de compra es mayor en un sistema Estía que en estufas de pellets”

Este coste suele compensarse a los pocos años, por el menor coste energético y de mantenimiento. Por otro lado, es importante comparar la vida útil de cada uno, en cuanto a la renovación de equipos. Los sistemas Toshiba se suelen renovar cada 20 años.

suelo radiante 

Seguridad

Las estufas de pellets producen combustión y emiten humo, por lo cual necesitan de una revisión y un uso con precaución. La Estías no, que es como el electrodoméstico más, ya funcionen a través de radiadores, de suelo radiante o por unidades de aire.

“Es mucho más segura la aerotermia”

estufas de pellets

Responsabilidad medioambiental

La energía aerotérmica está calificada como una energía renovable. No emite humo ni sustancias nocivas para el hombre o para el planeta. Las estufas de pellets emiten humos, partículas contaminantes y olores.

“La energía aerotérmica es responsable, la combustión, no”

¿Solo quieres calefacción?

Las Estías pueden ofrecer, además, agua caliente sanitaria (para grifos, duchas y/o radiadores, suelo radiante…) y aire acondicionado (añadiendo, eso sí, unidades interiores para ello, pero compartiendo la unidad exterior).

Más información

Control por Wifi y programación

Ambas opciones pueden ofrecer control por WiFi y programación horaria. En el caso de las Toshiba es una app versátil que permite un control detallado por áreas, temperaturas y horarios semanales.

radiadores

Comodidad

La estufa conlleva la incómoda recepción de pellets.
Y la inevitable suciedad asociada por hollín, cenizas, humo…
El suelo radiante, en el caso de las Toshiba, es una de las formas de climatización con mayor confort.


Toshiba calefacción
Toshiba no fabrica ninguna estufa o caldera de combustión, tan solo sistemas sostenibles.
Toshiba es compatible pero no realiza la instalación de suelo radiante canalizable ni de placas solares.

Quiero un Toshiba

¿Quieres un equipo de climatización? Estudiamos tu caso.

Quiero información de este Toshiba

Te pondremos en contacto con un instalador profesional.