Todas las empresas especializadas recibimos cantidad de preguntas al respecto:

  • ¿Cuál es el precio de esta carga?
  • ¿El precio del aparato de equipo incluye la posterior recarga?
  • ¿El precio que pagamos por recarga es recurrente?
  • ¿Cada cuando tiempo es necesario una carga del gas refrigerante?

La verdad es que a menudo surge la pregunta de si es necesario recargar el aire acondicionado de casa como si el “gas refrigerante se gastase con el paso del tiempo”. Es también frecuente escuchar a amigos y conocidos que, preocupados por la falta de potencia de su equipo, comentan que “hace falta una recarga de gas”. 

La respuesta más concisa es que NO. No es necesario recargar el aire acondicionado de casa.

Sin entrar en términos demasiado técnicos, puede afirmarse que los aparatos que tenemos en nuestra casa, cuentan con un circuito de refrigerante cerrado que funciona de forma óptima sin necesidad de recarga. Explicado de manera análoga, la nevera enfría sin necesidad de recargas porque el líquido refrigerante pasa continuamente de líquido a gas y de nuevo a líquido dentro del circuito.

De este modo, si contamos con una instalación bien efectuada, no tendríamos porqué tener ningún problema relacionado con “la falta de gas” que nos obligara a “cargar” de refrigerante. Es decir, el precio de la recarga del aire acondicionado es CERO, sencillamente porque NO es necesario realizarlas, salvo avería específica.

Lo dicho en este artículo se refiere a todos las máquinas de climatización, ya sean split, conductos o del cualquier otro tipo y se usen en modo frío o modo bomba de calor.

Circuito cerrado del gas refrigerante:

Recargar aire acondicionado de casa
recarga aire acondicionado
precio recarga aire acondicionado casa

Así que, recuerde: No es necesaria una carga periódica de gas refrigerante en los aparatos de nuestra casa cada. La clave está en escoger un proveedor de confianza que asegure la calidad técnica de los equipos, así como la profesionalidad de las instalaciones y el servicio de mantenimiento.

Pero entonces…
¿porque mi aire acondicionado no enfría (o no calienta) ?

  1. Si tu equipo no enfría o no calienta como antes, lo primero que debes hacer es comprobar si los filtros están sucios u obstruidos. 

    Más información sobre cómo limpiar los filtros.
  2. Una vez comprobado esto, si la falta de climatización se mantiene, es hora de llamar a un técnico para que reviste tu instalación.
  3. Si tu equipo ha dejado de climatizar progresivamente o lo ha hecho después de varios meses parado, puede deberse, en efecto, a una fuga del gas refrigerante por avería en la instalación. Esto requiere una reparación.
Veamos a continuación cómo se repara y el coste que conlleva:

Recarga del aire acondicionado

El instalador técnico profesional buscará la fuga. Si ésta se encuentra en las conexiones de la unidad  interior, estamos de suerte, será cosa de asegurar las conexiones. Si está en las conexiones de la unidad exterior, la solución es la misma.

El mayor de nuestros problemas es que le fuga esté en las tuberías (una obra ha golpeado una tubería, al instalar tenía una pequeña rotura…). Entonces hay que encontrar la fuga y repararla o cambiar la tubería.

Una vez solucionada la avería por fuga en la instalación es hora de recargar el aire acondicionado de casa con el gas refrigerante que le corresponda. El equipo funcionará sin necesidad de cargas futuras.

Precio de la recarga del aire acondicionado de casa

El  precio varía en función del tipo de gas y de la cantidad necesaria, así como del coste de servicio del técnico. Las recargas siempre deben de realizarse por un profesional.

Recargar aire acondicionado de casa con gas R410a suele costar entre 100 y 200 €, aproximadamente, incluyendo el servicio.
Las recargas con gas R-32 tienen un coste ligeramente superior.
Más información gas R-32.

Gases diferentes a estos, están prohibidas, pues son gases poco respetuosos con el medio ambiente, por lo que tendrás que cambiar tu equipo. La buena noticia, es que los nuevos climatizadores consumen mucha menos electricidad que los antiguos, y lo que pierdes por la renovación lo irás recuperando año a año con el consumo eléctrico.

Comparte esta noticia